heart, love, sunset-3147976.jpg

EL PODER DE NUESTROS SENTIMIENTOS.

Las personas manifestamos diferentes emociones a lo largo de nuestro día y vida, creyendo que únicamente existen la rabia, tristeza, dolor y felicidad; sin embargo, los psicólogos y científicos alegan que existen muchas más; no obstante, muchos no se han preguntado ¿Qué son?

La definición de emoción es una reacción de nuestro organismo, psicofisiológica, cognitiva y conductual, que nos conduce a reaccionar de una determinada manera ante un agente externo o interno (mediante un recuerdo). Las emociones aparecen de forma instantánea frente al suceso y tienen una corta duración, tendiendo a situarse en polaridades de emoción positiva o emoción negativa.

Por otra parte, están los sentimientos, que son el estado de ánimo que se produce en relación a inputs externos, considerados la expresión mental de la emoción. De manera que la diferencia resulta entre que, las emociones son reacciones automáticas y los sentimientos son la interpretación que hacemos, reguladas mediante nuestros pensamientos.

En resumen, los sentimientos están regidos por nuestros propios pensamientos, generando que los mismo tengan el poder de atraer y crear todo aquello que nos ocurre. De tal modo, es necesario intuir que todo lo que nos ocurre y hacemos ha conllevado un proceso de: un pensamiento + un sentimiento + una acción = RESULTADO, que podría ser positivo o negativo, dependiendo del origen del proceso.

Antes de seguir, quiero contarte que era muy poco creyente de la ley de atracción o la afirmación de que nosotros atraíamos las cosas a nuestra vida mediante nuestros pensamientos o sentimientos; hasta que comencé a emprender, leer libros, escuchar historias de personas exitosas, descubriendo que todos de una u otra manera coincidían en lo mismo; Un pensamiento + un sentimiento + una acción = RESULTADO. A causa de eso, decidí generar el cambio de mis pensamientos para luego generar el cambio en todo lo demás. Fue entonces cuando llegaron los cambios para hacerme entender el porqué de muchas cosas que me ocurrían o no ocurrían.

Un ejemplo fue mi empleo; Yo estuve trabajando por más de 3 años en una cafetería y aunque disfrutaba mucho lo que hacía, tenía las ganas de seguir creciendo, es decir hacer algo más, siendo honesta soy una persona poco partidaria de las rutinas y con hambre de experiencias nuevas, por ello nunca había durado tanto tiempo en un mismo lugar de trabajo; no obstante, por casi un año estuve enviando currículos a otras empresas, realizaba estudios para estar más capacitada, pero aun así no me llamaban para entrevistas. Hasta que hice el gran cambio de mis sentimientos, haciendo posible de estar emprendiendo y trabajando en un empleo que me permite compaginarlo con todos mis proyectos. Luego de aquello leí el libro el secreto, desde entonces pude darle sentido a lo que había pasado todo este tiempo.  

Esto es un ejemplo que querer algo no es suficiente para realmente lograrlo; puedes soñarlo, quererlo, pensarlo, pero debes generar los sentimientos correctos para que toquen a tu puerta.

¿Qué sentimientos? El sentimiento del amor. El amor es el sentimiento positivo de todas las cosas buenas que suceden, y solo a través de él se logra materializar lo deseado.

Finalmente, lo que me hizo entender sobre el poder que tenía nuestros sentimientos fue el libro “EL SECRETO DE RHONDA BYRNE” cuando escribe acerca del poder de nuestras elecciones; ella explica que todo lo que se nos presenta en la vida es para que elijamos si nos gusta o no, dependiendo del sentimiento que generamos lo atraeremos o repelaremos en nuestra vida. Mediante varios ejemplos, nos enseña que muchas veces en la vida estamos ante un objeto, situación o experiencia que queremos, pero en vez de alegrarnos, entusiasmarnos, estar generando ese sentimiento de amor, nos sentimos miserables, triste por no tenerlas; con ello envidiamos a los que la tienen, juzgamos, criticamos y generamos una cantidad de sentimientos negativos que lo que hace alejarnos cada vez mas de ellas.

Muchas veces nos perdemos y distraemos del propósito por todo aquello que no nos gusta, generando los pensamientos y sentimientos negativos hacia eso que realmente queremos. La vida es un catálogo y tu escoges lo que más te gusta. En consecuencia, es necesario dar amor para recibir. ¡Solo el amor te aporta lo que deseas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad
Consentimiento de Cookies con Real Cookie Banner