EL SACRIFICIO DEL ÉXITO

Todos hemos escuchado grandes personas de éxito hablando acerca del «sacrificio al éxito», como todos tuvieron que sacrificar algo para conseguir el éxito que hoy en día tienen, siendo éste el motivo por el que muchas personas no lo logran conseguir.

Ahora bien, ¿Qué sacrificios hacen referencia muchos y por qué no todos están dispuestos a realizarlo? En pocas palabras consiste en cambiar nuestros hábitos, las cosas más simples que las personas hacemos sin ningún objetivo, como son: irnos de fiesta cada fin de semana, largas horas en el móvil, horas largas de sueños, largas horas delante del televisor, rodearnos de personas negativas, la búsqueda constante de aceptación, etc.

Algunos dicen, pues paso tantas horas trabajando que me merezco un gran descanso; es cierto, pasamos muchas horas de trabajo, tal vez en un trabajo que no nos gusta o que simplemente no nos va a llevar al lugar donde queremos estar, y por supuesto, necesitamos descansar, pero si pensáramos que, si no empezamos hacer pequeños cambios en nuestra vida, ese cansancio nunca va a cesar, al contrario, podría aumentar al cabo de varios años.

Realmente la perspectiva de cada persona hace una gran diferencia, según algunos, tuvieron que trabajar horas extras en otras cosas por algunos años para poder montar sus empresas y vivir de sus emprendimientos; otros alegan que tuvieron que trabajar y estudiar al mismo tiempo para poder ascender en un puesto de trabajo; igualmente, algunos debieron dejar de ir algunas fiestas para quedarse en sus casas practicando algún deporte para lograr conseguir ser el mejor.

De manera que eso consiste en tener éxito, de ser mejor de lo que hoy ya eres.

Conozco muchas personas que tienen el beneficio de trabajar 40hs semanales, pero se lamentan por no tener tiempo para estudiar algo, sin embargo, tienen todos los fines de semana libres, trabajan hasta las 7 de la noche, aunque suelen dormirse alrededor de las 11; algunos más fuertes trabajan muchas más horas, por lo que se recompensan durmiendo más de 12hs al día, otras 3h en sus redes sociales, finalmente el día que tienen libre pasan mitad del día durmiendo, la otra viendo una película y haciendo cosas del hogar, por lo que terminan diciendo que no tienen tiempo para hacer algo más.

Del mismo modo, otros suelen decirme que tienen hijos y por ello no pueden hacer más nada, honestamente no soy madre, aunque provengo de una mujer que se graduó de la universidad teniendo dos hijos, un trabajo y un marido que cocinar, acomodar y atender.

Por último, muchos vemos como en el periodo de cuarentena donde si había tiempo igual no estudiaron, no hicieron aquello que no podían hacer mientras estaban trabajando. Entonces bien, creo que el tiempo era una excusa a eso y no un motivo por el cual no estaban haciendo aquello que les daría su felicidad.

De manera que no pretendo juzgar a nadie, ni determinar que pueden hacer con su tiempo, pero señores tenemos que aprender hacernos responsable de nuestros actos, de conocernos para admitir cuando estamos implementando una excusa en vez de un verdadero argumento, y finalmente dejar de quejarnos tanto de la vida cuando nosotros somos los únicos responsables de nuestra vida y nadie más.

Para concluir, el sacrificio al éxito no necesariamente es algo que no se pueda hacer, algo enorme que se atravesó en nuestro camino y que no podamos mover porque necesitamos demasiada fuerza, ciertamente necesitamos demasiada disciplina y auto control, pero no es algo que nadie pueda manejar.

Hazte estas preguntas:

¿Te encuentras en el lugar que quieres?

¿Qué estás haciendo hoy para llegar a ese lugar?

¿Qué debería hacer para llegar allí?

¿Qué estás dispuesto a sacrificar?

¡Recuerda que el sacrificio de hoy, es el éxito de mañana!

COMENTA si te ha permitido reflexionar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad