HABILIDADES QUE TE SERVIRAN POR EL RESTO DE TÚ VIDA

Las habilidades, según la RAE es la capacidad y disposición para algo. También se alega que las habilidades son destrezas, aptitudes que tiene una persona.

Por otro lado, muchos razonan que las habilidades van inherentes a la persona; existiendo otro grupo, del cual afirma que se pueden desarrollar. De tal manera, sea cual sea la postura, existen algunas habilidades aplicables a cualquier ámbito de la vida, haciendo una diferencia destacable sobre la misma.

Estas habilidades son:

Aprender a desaprender: Debemos ser conscientes que gran parte de la información que almacenamos, no ha sido fundada por nosotros mismos. De modo que, nuestras creencias, la forma de realizar determinadas cosas o hasta aquello que hoy creemos desear lograr, proveniente de un aprendizaje no buscado, y del cual mayormente nos ha condicionado en gran escala en nuestra vida. Por eso, la primera y creo que la más importante de las habilidades es la capacidad de desaprender, en poder replantearte muchas de las creencias que tienes y de una serie de información que otros, han almacenado en ti.

Esto aún, cuando es una habilidad muy importante, es la más difícil de adquirir, pues muchos nos aferramos a toda aquella información que los padres, amigos y entorno más cercano ha dejado, porque esas creencias representan nuestra propia realidad. Pero realmente adquirir esta habilidad, nos permite ser una esponja de nuevos conocimientos, múltiples habilidades y métodos, sobre las distintas áreas que se desea aprender.

Lo que debes saber de ti mismo: seamos honesto; aunque creamos saber mucho de nosotros mismos, lo cierto es que realmente sabemos muy poco. Se ha demostrado que, la gran cantidad de información que tenemos ahora, el poco tiempo que tenemos para nosotros mismos, la alta distracción; nos impide de alguna manera conectar con nuestra esencia más pura, por ello, tener esta habilidad, va a generar las herramientas correctas para lograr los objetivos que te propongas o ir hacia aquello que realmente se quiere, permitiendo, además, el sentimiento de confianza y fe necesaria para que resulte. El alto nivel de confianza, garantiza el éxito en la gran mayoría de las cosas que se realiza, y esa confianza se gana gracias a la habilidad de conocerte y de saber lo que quieres para ti.

El fin genera los medios para alcanzarlo (PIENSA EN GRANDE): Pensar en grande es una habilidad muy necesaria, pues dependiendo de la magnitud de aquello que aspira y piensas, será el tamaño de tú motivación y determinación para lograrlo.

Hace poco tuve la dicha, de escuchar una charla que realizo un ganador de varias medalla y premios record internacionales de acá – España; este deportista algo que me impresiono, además de todos sus logros, fue que teniendo una discapacidad (ceguera) había logrado grandes cosas a tan corta edad. En aquella charla, lo que más destaco fue, la importancia de la visualización para la consecución de cada uno de los retos que se había propuesto; él alegaba que antes de cada competencia como mínimo ya la había visualizado una mil veces en su cabeza, esto había contribuido a que ganara cada una de sus medallas.

La visualización, es algo que cualquiera de nosotros puede hacer, ciertamente es algo que hacemos constantemente y que ha confirmado su gran poder.

Finalmente, cierra con una frase “En esta vida no todo es cuestión de vista, en realidad es cuestión de visión”. Y sea que pienses en grande o en chiquito, eso será lo que lograras.

No seas un hablador, sé un hacedor: esto quiere decir la habilidad de actuar, de movimiento, de creador de cambios; ya sabemos que en el mundo las personas piden muchas cosas, pero los capaces de dar un paso hacia aquello que dicen querer hacer, son los que disfrutaran de resultados.

Por otra parte, quiero también aprovechar decirte sobre el poder de la afirmación y declaraciones de las cosas, esta práctica tan divulgada en la actualidad, efectivamente tiene un gran reconocimiento en el éxito, sin embargo, por mucho que declaras o afirmes algo, si no generas un movimiento, algo que te pueda conducir a eso, lamentablemente no lograras. Por lo tanto, debes aprender la habilidad de hablar menos y actuar más, porque serán los actos que hablarán por si solos.

Para terminar, diría; la habilidad de saber comunicarte con las otras personas. Hablar no significa ser buen comunicador, porque realmente las palabras habladas solo representan una pequeña parte de la comunicación, el mayor peso recae en la comunicación no hablada (paralingüística), es decir, el lenguaje corporal, proxémico y kinésico. Algo que también se refleja mucho en la comunicación, es las emociones que percibes en ese momento.

De modo, que saber comunicarte de forma empática y asertiva con otros, te abrirá muchas puertas y te llevará aún más lejos.

Si te ha gustado el post, por favor compártelo.

Puedes comentar cual ha sido la que más te gusto.

MUCHAS GRACIAS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad