MÉTODOS PARA ORGANIZAR IDEAS Y TAREAS.

Muchas de las personas que no llevan a cabo una idea, un proyecto o alguna meta; ha sido porque tienen demasiadas ideas, pensamientos de actividades por hacer, y que antes de comenzar se empiezan agobiar y, por ende, no llegan a iniciar.

De manera que, esto ha sido uno de los mayores frenadores de grandes ideas y de sueños en muchas vidas, de ahí surge que nuestro cerebro nos lleve a pensar que no podremos con tanto.

Por el otro lado, suele ocurrir tener demasiadas ideas por querer desarrollar, de las cuales muchas se inician, pero pocas se finalizan.

Honestamente, la última suele ocurrirme muy a menudo, el entusiasmo y la lluvia de ideas, me ha llevado a realizar varias a la vez, a medias, y en consecuencia los resultados, por supuesto, no son muy satisfactorio. Por otra parte, aunque he llevado a cabo la gran mayoría de mis ideas, siempre suelo agobiarme muy fácilmente antes, debido a las “demasiadas” cosas por hacer.

Por lo tanto, si te has sentido identificado con alguno de estos casos, te cuento como he logrado darle orden a esa ráfaga de ideas y poner en marcha cualquier plan que me proponga.

La lista: Algo tan clásico como Beethoven; es realizar una lista de todas las ideas que pasen por tu mente, enumerando cada una de ellas.

Finalmente, cuando tengas toda la lista, que prácticamente hayas dejado tu mente en blanco, permítete un tiempo para identificar cuáles son relevantes y cuáles no. En caso de ser tareas pendientes, o las actividades que debes realizar para poner en marcha un proyecto, enuméralas de mayor a menor, lo que debes hacer primero para poder hacer lo siguiente.

Este ejercicio, te ayuda a tener otra perspectiva de las actividades a realizar y permite reflejar aquello que es prioridad y aquello que no.

Por otra parte, si se trata de varias ideas de negocios, tenerlas en lista, te permite evaluar cada una de ellas, hasta que puedas tomar la que mejor se identifique contigo.

El método de Ishikawa: también conocido como el método de la espina de pescado, es un método utilizado para encontrar un problema y la solución del mismo, sin embargo, desde que lo conocí, lo utilizo para llevar a cabo una idea.

Al tener una idea clara de lo que se quiere realizar, es necesario que pongas en perspectiva cada una de las actividades que tendrás que realizar, desde la más pequeña hasta la más grande de todas.

Este método es colocar la idea en la cabeza del pescado y las espinas principales serán las tareas más importantes, que a su vez tendrán, mini tareas previas por realizar, formando la imagen de la espina de un pescado. De esta manera, podrás visualizar las mini tareas para hacerlas una a una haciéndote llegar hasta las más importantes. Esto, además, de ser una gran ayuda para organizar ideas y actividades, también es un método muy motivador, pues al ver esas pequeñas tareas realizadas, será un gran estímulo para seguir adelante.

Los mapas mentales: nada más útil para organizar una idea que los mapas mentales, gracias a ellos se obtienen perspectivas generales sobre temas muy amplios de una manera sencilla. A su vez, la hora de tomar una decisión te permite considerar cada idea o concepto, para razonarlo, examinarlo y obtener conclusiones fundamentadas.

También, te permite jerarquizar las ideas o en otro caso, las actividades pendientes, en consecuencia, será mucho más sencillo saber el paso a seguir.

En resumen, cuando podemos plasmar de manera escrita todas las cosas que pasan por nuestra mente, además, de ayudar a nuestra memoria a recordarlo, también es una manera de esclarecer más y profundizar las ideas que ocurren por nuestra mente, asimismo, otro de los mayores beneficios que se obtiene, es el hecho de engañar a nuestro cerebro para que no se agobie y no nos juegue malas pasadas con pensamientos saboteadores, puesto que tener visible todo aquello, e ir realizando tarea una por una, permite aumentar la confianza personal y el desarrollo emprendedor.

En la actualidad, tenemos demasiados distractores de nuestra atención, que no nos permite enfocarnos en una sola cosa, pues ellos hacen que nuestro poco enfoque nos lleve a fracasar, o peor aún ni siquiera comenzar una sola cosa. Por ello, tener un diario, miles de cuadernos y drenar todo escribiendo ha sido para mí, la mayor herramienta para seguir teniendo el enfoque en un proyecto y, además, de llevar a cabo diferentes ideas.

Espero que para ti estos métodos también sean de gran ayuda.

Si tienes alguno más, compártelo en los comentarios.

MUCHAS GRACIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad