¿POR QUÉ Y PARA QUÉ EMPRENDO?

A la hora de tomar la decisión de emprender lo más importante que debes tener en cuenta es responder estas dos incógnitas, puesto que será tu motivación en cada paso que vayas a dar. Esto es algo muy subjetivo, de manera que cada persona tendrá diferentes motivaciones; algunos eligen la familia, otros el tiempo libre, quien prefieren ser su propio jefe, etc.; sea cual sea el motivo, tienes que tener en claro el por qué y el para que tú estás emprendiendo.

Ahora bien, a un nivel objetivo te daré algunos argumentos de por qué y para que estamos en el mejor momento de emprender.

1. NO EXISTE UN EMPLEO SEGURO: el nivel de desempleo ha tenido una disminución muy lenta, sin embargo, la OIT alerta sobre el aumento del desempleo mundial en 2020 y 2021, en su informe anual de perspectivas sociales y de empleo en el mundo, prevé que para el 2020 la cifra aumente en números absolutos (de los 187,7 millones de 2019 a 190,3 millones en este ejercicio), por lo que para 2021 ya augura que esa tasa crezca al 5,5 %, con 193,7 millones de desempleados, siendo el informe realizado antes de la pandemia del COVID19, un escenario mucho más complicado.

Por otro lado, la globalización hará que muchos trabajos sean sustituidos por maquinas, en especial aquellos trabajos industriales y muy rutinarios que fácilmente se podría automatizar, aunque se estima que muchos trabajos que no se llegó a pensar que podrían ser sustituible por una máquina, posiblemente si lo sea al cabo de unos años más, debido al aumento de los avances tecnológicos. Por ejemplo, en Japón una red de hoteles Henna na todo es gestionado por robot sustituyendo en gran medida los trabajos que solían ser únicamente de humanos.

A pesar de que la globalización en gran medida ha sido un enorme beneficio a toda la población humana, cabe destacar que no solo el hecho de que muchos trabajos podrían ser sustituido, la pandemia que surgió éste año hará un gran cambio de como las cosas de ahora en adelante serán gestionadas, sin mencionar que pudimos ver lo tan sensible que podría verse nuestro lugar en una compañía determinada; aunque existen muchas legislaciones que pueden darte una cierta “seguridad”, siempre puede llegar el momento en que tu patrono se vea que no te necesita más y desea prescindir de tus servicios, algo que en muchos casos podría suceder con una edad que es difícil de encontrar algo nuevo.

2. PENSIONES MAL REMUNERADAS: todos pasamos una gran cantidad de años trabajando para crear cotizaciones que están destinadas para las pensiones del futuro, es decir, para esa cantidad de dinero que un organismo oficial paga a una persona como ayuda económica por motivo de jubilación; lamentablemente muchos sabemos que en la gran mayoría de los países del mundo la cantidad recibida no cubre con las necesidades principales, menos aún para vivir dignamente.

Noticias como:

Las pensiones públicas no dan para vivir puesto que el 72,4% de los españoles considera que, cuando se retire, esta prestación no será suficiente para mantener su nivel de vida actual, según un estudio de Inverco.

El 41% de los jubilados no llega a fin de mes de acuerdo con una encuesta realizada por el Instituto Santalucía. El 39% reconoce que no ha hecho una buena planificación financiera de su retiro, mientras que el 28% admite que ha llegado a la jubilación sin ningún ahorro. Con este panorama resulta esencial calcular cuánto dinero necesitaremos cuando nos jubilemos para entender qué esfuerzo de ahorro deberías afrontar durante los años previos al retiro.

En Latino américa por otro lado, el escenario es igual o peor, países como Venezuela la pensión no alcanza ni para comprar un alimento, países como Brasil apuesta a elevar la edad de jubilación hasta 62 años para las mujeres y 65 para los hombres e intentar equilibrar un sistema cuya subsistencia futura está amenazada. EE.UU. cuentan con importantes ahorros pensionales (cerca del 133 % del PBI), de igual manera tienen problemas para financiar la jubilación de sus empleados públicos.

En conclusión, las pensiones que recibimos luego de retirarnos no son suficientes para mantener nuestra calidad de vida, algo que todo deseamos para cuando envejezcamos; algunos cuentan con familiares que les ayuden para poder cubrir sus principales necesidades u otros con ayudas gubernamentales que en algunos países suelen dar a las personas de tercera edad o jubiladas, aun así, muchos abuelos que se encuentran en buen estado físico se ven obligados a seguir trabajando para poder cubrir sus necesidades.

3. UNA MEJOR GESTIÓN DE TU TIEMPO: al emprender tu eres completamente dueño de tu tiempo, la diferencia de emprender y un empleo es que aquí no cambias tiempo por dinero, por lo que muchas veces podrás dedicarle más tiempo que un empleo o por el contrario podrías dedicarle menos, todo depende lo que estés emprendiendo y como lo estás haciendo, no obstante, tu eres dueño completamente de tu tiempo y lo que haces con él.

4. TRABAJAR POR UN SUEÑO: A diferencia del trabajo y de emprender, suele ser que la gran mayoría de las personas tienden a trabajar en algo que no les gusta y no está alineado a sus sueños, en cambio cuando emprendes tú decides con que hacerlo y siempre está formado en base a un sueño, por lo que emocionalmente y mentalmente resultaras más proactivo.

En definitiva, emprender no resulta siempre ser algo sencillo, pero con el puedes obtener muchísimos beneficios. Si aún no deseas emprender, del mismo modo comienza a preparar tu futuro, aunque muchos alegan que hay que vivir en el presente sin pensar en el futuro, puede eso costarte mucho, tal vez al no tener un plan B o diferentes fuentes de ingresos, sin ahorros y muchas deudas acumuladas podrás verte en una mala situación más adelante.

«LA PLANIFICACIÓN A LARGO PLAZO NO ES PENSAR EN DECISIONES FUTURAS, SINO EN EL FUTURO DE LAS DECISIONES PRESENTES» Peter Drucker

Si te gusto, comenta.

¿Por qué y para qué estas emprendiendo? me encantaría saberlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad