TODO CONSISTE EN UN ACTO DE FE

La vida desde que llegamos a este mundo nos sumergimos a un acto de fe. Tal vez no recuerdas cuando naciste, pero desde ese instante ya vives en la incertidumbre y la confianza, porque inconscientemente te dejas llevar por los seres que te dieron la vida, confiando que harán lo mejor para ti; y a medida que vamos creciendo nuestro acto de fe se expande, a fin de cuenta las relaciones, las decisiones que tomamos representan un acto de fe.

Sin embargo, todos llegamos a un punto de nuestra vida que ponemos el tan famoso modo piloto automático y dejamos de percibir todo aquello que hemos creado y recibido por haber confiado en algo, alguien e incluso en nosotros mismos; de modo, que nos dejamos llevar por el deseo de las cosas inmediatas, la necesidad de ver para creer; dejando de un lado todo aquello que estamos presenciando. Confiar que habrá un mañana representa un acto de fe.

La realidad es, que cuando comienzas a ser consciente de que todo consiste en un acto de fe e incluso aquello que hoy tienes ha sido porque lo creíste en su momento, inicias a generar una calma en ti; porque sabes que tarde o temprano aquello que necesitas o quieres llegara. También hablo de lo que necesitas, porque en la vida las cosas ocurren con un propósito y un fin, aunque tenemos la capacidad de crear nuestra vida, hay muchas otras cosas que recibimos a consecuencia de algo que necesitamos aprender y pasar en ese momento. Tal vez sea algo que no quieres o creías no querer, pero cuando confías comienzas a encontrar muchas respuestas y razones de que aquello este en tu vida.  Todo esto se logra apreciar mejor cuando estas sumergido a la consciencia del acto de fe.

Algunos les llaman ser positivos, otros le dicen SER consciente, pero prefiero llamarlo un SER que está sumergido en el acto de fe. El que aprende a buscarle todo lo bueno que puede surgir de una situación y no solo lo bueno, sino el aprendizaje que puede conllevar atravesar una situación en especial. Porque repito, a veces recibimos en la vida cosas que no queríamos, pero necesitábamos.

La finalidad de esto, es que confíes más, en el que tomes una pausa a tu piloto automático y mires a tu alrededor pudiendo apreciar aquellas cosas en las que simplemente llegaron por haber dado ese voto de confianza, darle ese acto de fe.

Luego que termines de poner pausa y hacer un review de tu vida, ponle el acto de fe que necesita tu proyecto. A veces tu ego, tu piloto automático quiere resultados ya, creando gran desesperación en ti, generando presión en tu proyecto, sin embargo, posiblemente lo que necesitas es aprender otras cosas antes, posiblemente esas serán aquellas que te lleven a un lugar mucho mejor del que pudiste imaginar. No digo que regales tu trabajo o pierdas dinero, simplemente si es algo que realmente amas, sigue dándole todo tu amor y confiando que eso es lo que te llevara al éxito, aunque no puedas verlo ahora.  

Regálale un voto de confianza, permítete prestar más atención del porque no estas recibiendo esos resultados, o que está ocurriendo en tu vida y que necesitas aprender de ello. Los seres humanos somos los únicos que pasamos por una situación muchísimas veces, pero lo cierto es porque nunca nos detuvimos a preguntarnos ¿Por qué estoy pasando esto? ¿Qué debo aprender de esta situación? ¿Estoy confiando que saldré de esto? ¿Esto es lo que necesito en este momento?

Tal vez darles respuesta a estas preguntas a cada cosa de tu vida, te hará ser una persona más confiada, más positiva, más productiva y un mejor ser social. Porque aquellos que confían, son los que dan y reciben más adelante, son los que aportan el valor que la comunidad necesita y realmente hoy están viviendo de lo que aman.

«LA CREATIVIDAD ES UN ACTO DE FE; PARA CREAR, PRIMERO HAY QUE CREER»

Si te ha gustado, comparte.

Cuéntame, alguna situación que tal vez no querías pero era justo lo que necesitabas.

MUCHAS GRACIAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad